Publicado el 1 comentario

Aceite de coco: consejo de belleza

aceite de coco

Gracias a sus múltiples efectos, el aceite de coco es, desde hace miles de años, el producto de cuidado de la piel por excelencia en los países donde crecen los cocoteros. El comodín de belleza del aceite de coco es el ácido láurico que, junto a los numerosos ácidos grasos saturados, es el ingrediente más importante de este elixir de belleza aromático.

Hoy vamos a profundizar en algunos de los usos que le podemos al dar aceite de coco. ¡Descubrirás un montón que no conocías!

El efecto del aceite de coco en el cabello

Por sus sustancias naturales y valiosas, el aceite de coco ofrece el cuidado perfecto al cabello y es muy hidratante. Con un cuero cabelludo seco o muy grasiento, el aceite de coco puede actuar regulándolo y estimular el crecimiento del pelo. Además, el aceite de coco garantiza un cabello brillante, sano y atractivo. Para el uso de este aceite en el cabello, por lo general se compra y utiliza exclusivamente aceite de coco bio virgen ya que el aceite de coco industrial y tratado pierde minerales valiosos y vitaminas, por lo que se reduce su efecto positivo.

Por otro lado, el aceite de coco fortalece el cabello y lo hace más resistente. Gracias a las vitaminas y minerales contenidos, el cabello se nutre y tiene un brillo sano.

Las puntas abiertas son un fastidio muy frecuente que hace que el cabello tenga un aspecto áspero, desaliñado y poco sano. Aplicar aceite de coco antes de dormir una vez a la semana como cura capilar previene y actúa contra las puntas abiertas. Simplemente hay que frotar el aceite de coco en las manos para calentarlo, y aplicar en forma de masaje en las puntas después de lavarse el pelo. A la mañana siguiente, lavar el pelo como de costumbre.

Para tratar adecuadamente el cabello con aceite de coco, la cura capilar con aceite de coco debería realizarse una vez al mes como mínimo. Para hacer la mascarilla del pelo natural con este aceite, primero se debe lavar el pelo con champú suave sin siliconas. Enjuaga bien el cabello, no deben quedar restos de champú. Frota con cuidado el cabello sin rascar demasiado ya que el pelo mojado es muy sensible. Peina el cabello con un peine de púas gruesas. Dependiendo de la longitud del cabello, funde en tus manos de 1 a 2 cucharadas de aceite de coco bio. Empieza por el cuero cabelludo y haz un masaje con el aceite. El aceite refuerza las raíces y suaviza las posibles irritaciones del cuero cabelludo. Después del masaje, distribuye el resto de aceite por el cabello hasta llegar a las puntas. Finalmente, y muy importante, envuelve el cabello en una toalla. El calor ayuda al aceite a producir el efecto completo. El tiempo de acción previsto de la mascarilla capilar es de mínimo 1 hora, aunque preferiblemente es una noche entera. Una vez ha actuado la cura capilar de aceite de coco, se debe volver a lavar el pelo con un champú suave.

El efecto del aceite de coco en la piel

La experiencia ha demostrado que el aceite de coco es idóneo para una protección natural y para el cuidado regular de nuestra piel. Esto se debe, ante todo, a los importantes ácidos grasos y al efecto antibacteriano del aceite. Ya sea puro o como componente de productos cosméticos caseros, el aceite de coco puede cuidar y enriquecer la piel con sus ingredientes valiosos. El aceite de coco es muy hidratante y aporta a la piel sustancias valiosas que proporcionan una sensación de suavidad.

El aceite de coco también puede actuar positivamente en la lucha contra el acné y los granos. El problema de la piel con impurezas no solo afecta a las personas en la pubertad, sino que puede darse en otras fases vitales o incluso ser un mal permanente. El efecto del aceite de coco contra los granos y el acné radica en el ácido láurico antibacteriano. Además, otras sustancias del aceite de coco tienen un efecto antiinflamatorio y provocan un rápido descenso del foco inflamatorio. Para tratar la piel con impurezas o el acné con aceite de coco, aplica aceite de coco bio puro directamente en las zonas de la piel afectadas. Durante la aplicación, procura que ninguna bacteria o impureza acabe en los puntos afectados de la piel. Para ello, puedes utilizar un disco de algodón, un bastoncillo de algodón o las manos completamente limpias.

Aceite de coco como desodorante

El aceite de coco es perfecto como desodorante gracias a sus ácidos láuricos antibacterianos. Inhibe la reproducción de las bacterias que causan olor y, además, tiene un aroma dulce que evoca imágenes exóticas de la playa y palmeras. También calma la piel de las axilas irritada y con picazón, por ejemplo, tras el afeitado.

Para una regeneración más rápida de la piel

El aceite de coco es perfecto como cuidado después de tomar el sol. Simplemente hay que aplicar generosamente aceite de coco en la piel para calmarla e hidratarla  El aceite de coco reduce rápidamente el enrojecimiento e irritación y aporta la suficiente hidratación para que la piel no empiece a pelarse en caso de quemadura.

Aplicado en forma de masaje, el aceite de coco también puede contribuir al proceso de cura de las cicatrices recientes y a una regeneración más rápida de la piel, haciendo menos visibles la cicatrices.

Por otro lado, las sustancias activas del aceite de coco ayudan en la curación de heridas y aceleran el proceso. El aceite de coco es especialmente beneficioso en cortes. Gracias al efecto antibacteriano, antiviral y fungicida, puede proteger contra posibles infecciones y contribuir al proceso de curación.

Contra la celulitis, el aceite de coco puede ayudar a la piel flácida a volverse más elástica y tersa. La estructura del tejido conectivo se refuerza a largo plazo. El aceite de coco aporta a la superficie de la piel humedad y minerales valiosos. La estructura cutánea mejora, la piel se vuelve más lisa, por lo que tiene un aspecto más elástico y simétrico. Con su uso regular y a largo plazo, el aceite de coco puede actuar contra la celulitis de forma preventiva.

Un problema también muy recurrente son las estrías del embarazo, que también se producen en caso de aumento o pérdida de peso extremos. El aceite de coco actúa contra las estrías de forma similar a como lo hace con la celulitis. Aplicado con regularidad, el aceite de coco le brinda elasticidad a la piel, previniendo las desagradables estrías. Por ejemplo, aplica aceite de coco en la piel cuando se produzcan cambios de peso o durante el embarazo. El aceite de coco también mejora las estrías del embarazo ya existentes.

Dentro de este punto, también queremos indicar que es un  excelente aftershave. Las sustancias tranquilizantes y antiinflamatorias del aceite de coco suavizan y relajan la piel evitando irritaciones y el enrojecimiento.

Aceite de coco para dientes sanos

Las investigaciones han demostrado que él ácido caprílico y el ácido láurico (componentes principales contenidos en el aceite de coco) pueden reducir considerablemente el riesgo de caries. La razón es su excelente efecto antibacteriano y antiséptico.

Además, científicos han demostrado que el aceite de coco posee un efecto antiinflamatorio extremadamente elevado. Por lo tanto, previene también de problemas con las encías de manera cuidadosa y, sobre todo, natural.

Por otro lado, desde hace miles de años, la medicina ayurvédica recomienda “enjuagues con aceite” con aceite de coco puro para tener unos dientes blancos y unas encías sanas. Para ello, introduce una cucharada de aceite de coco en la boca, distribúyela en forma de enjuague por los dientes durante unos minutos y, a continuación, escúpela. El aceite une los gérmenes y sustancias nocivas y, además, proporciona un blanco brillante a los dientes.

Si no te atreves con el enjuague con aceite, puedes introducir de vez en cuando el cepillo de dientes en aceite de coco y cepillarte los dientes con un poco de aceite. A continuación, enjuágate con agua limpia. ¡Te sorprenderá lo limpios y pulidos que quedan tus dientes!

¡Y muchos más usos le podemos dar a nuestro aceite de coco! ¿Quieres saber más? Pregúntanos y estaremos encantados de atenderte.

1 comentario en “Aceite de coco: consejo de belleza

  1. Muy bueno, la verdad que lo he descubierto hace poco y me encanta!

Deja un comentario