Publicado el 1 comentario

Aceite de coco: consejo de belleza

aceite de coco

Gracias a sus múltiples efectos, el aceite de coco es, desde hace miles de años, el producto de cuidado de la piel por excelencia en los países donde crecen los cocoteros. El comodín de belleza del aceite de coco es el ácido láurico que, junto a los numerosos ácidos grasos saturados, es el ingrediente más importante de este elixir de belleza aromático.

Hoy vamos a profundizar en algunos de los usos que le podemos al dar aceite de coco. ¡Descubrirás un montón que no conocías!

El efecto del aceite de coco en el cabello

Por sus sustancias naturales y valiosas, el aceite de coco ofrece el cuidado perfecto al cabello y es muy hidratante. Con un cuero cabelludo seco o muy grasiento, el aceite de coco puede actuar regulándolo y estimular el crecimiento del pelo. Además, el aceite de coco garantiza un cabello brillante, sano y atractivo. Para el uso de este aceite en el cabello, por lo general se compra y utiliza exclusivamente aceite de coco bio virgen ya que el aceite de coco industrial y tratado pierde minerales valiosos y vitaminas, por lo que se reduce su efecto positivo.

Por otro lado, el aceite de coco fortalece el cabello y lo hace más resistente. Gracias a las vitaminas y minerales contenidos, el cabello se nutre y tiene un brillo sano.

Las puntas abiertas son un fastidio muy frecuente que hace que el cabello tenga un aspecto áspero, desaliñado y poco sano. Aplicar aceite de coco antes de dormir una vez a la semana como cura capilar previene y actúa contra las puntas abiertas. Simplemente hay que frotar el aceite de coco en las manos para calentarlo, y aplicar en forma de masaje en las puntas después de lavarse el pelo. A la mañana siguiente, lavar el pelo como de costumbre.

Para tratar adecuadamente el cabello con aceite de coco, la cura capilar con aceite de coco debería realizarse una vez al mes como mínimo. Para hacer la mascarilla del pelo natural con este aceite, primero se debe lavar el pelo con champú suave sin siliconas. Enjuaga bien el cabello, no deben quedar restos de champú. Frota con cuidado el cabello sin rascar demasiado ya que el pelo mojado es muy sensible. Peina el cabello con un peine de púas gruesas. Dependiendo de la longitud del cabello, funde en tus manos de 1 a 2 cucharadas de aceite de coco bio. Empieza por el cuero cabelludo y haz un masaje con el aceite. El aceite refuerza las raíces y suaviza las posibles irritaciones del cuero cabelludo. Después del masaje, distribuye el resto de aceite por el cabello hasta llegar a las puntas. Finalmente, y muy importante, envuelve el cabello en una toalla. El calor ayuda al aceite a producir el efecto completo. El tiempo de acción previsto de la mascarilla capilar es de mínimo 1 hora, aunque preferiblemente es una noche entera. Una vez ha actuado la cura capilar de aceite de coco, se debe volver a lavar el pelo con un champú suave.

El efecto del aceite de coco en la piel

La experiencia ha demostrado que el aceite de coco es idóneo para una protección natural y para el cuidado regular de nuestra piel. Esto se debe, ante todo, a los importantes ácidos grasos y al efecto antibacteriano del aceite. Ya sea puro o como componente de productos cosméticos caseros, el aceite de coco puede cuidar y enriquecer la piel con sus ingredientes valiosos. El aceite de coco es muy hidratante y aporta a la piel sustancias valiosas que proporcionan una sensación de suavidad.

El aceite de coco también puede actuar positivamente en la lucha contra el acné y los granos. El problema de la piel con impurezas no solo afecta a las personas en la pubertad, sino que puede darse en otras fases vitales o incluso ser un mal permanente. El efecto del aceite de coco contra los granos y el acné radica en el ácido láurico antibacteriano. Además, otras sustancias del aceite de coco tienen un efecto antiinflamatorio y provocan un rápido descenso del foco inflamatorio. Para tratar la piel con impurezas o el acné con aceite de coco, aplica aceite de coco bio puro directamente en las zonas de la piel afectadas. Durante la aplicación, procura que ninguna bacteria o impureza acabe en los puntos afectados de la piel. Para ello, puedes utilizar un disco de algodón, un bastoncillo de algodón o las manos completamente limpias.

Aceite de coco como desodorante

El aceite de coco es perfecto como desodorante gracias a sus ácidos láuricos antibacterianos. Inhibe la reproducción de las bacterias que causan olor y, además, tiene un aroma dulce que evoca imágenes exóticas de la playa y palmeras. También calma la piel de las axilas irritada y con picazón, por ejemplo, tras el afeitado.

Para una regeneración más rápida de la piel

El aceite de coco es perfecto como cuidado después de tomar el sol. Simplemente hay que aplicar generosamente aceite de coco en la piel para calmarla e hidratarla  El aceite de coco reduce rápidamente el enrojecimiento e irritación y aporta la suficiente hidratación para que la piel no empiece a pelarse en caso de quemadura.

Aplicado en forma de masaje, el aceite de coco también puede contribuir al proceso de cura de las cicatrices recientes y a una regeneración más rápida de la piel, haciendo menos visibles la cicatrices.

Por otro lado, las sustancias activas del aceite de coco ayudan en la curación de heridas y aceleran el proceso. El aceite de coco es especialmente beneficioso en cortes. Gracias al efecto antibacteriano, antiviral y fungicida, puede proteger contra posibles infecciones y contribuir al proceso de curación.

Contra la celulitis, el aceite de coco puede ayudar a la piel flácida a volverse más elástica y tersa. La estructura del tejido conectivo se refuerza a largo plazo. El aceite de coco aporta a la superficie de la piel humedad y minerales valiosos. La estructura cutánea mejora, la piel se vuelve más lisa, por lo que tiene un aspecto más elástico y simétrico. Con su uso regular y a largo plazo, el aceite de coco puede actuar contra la celulitis de forma preventiva.

Un problema también muy recurrente son las estrías del embarazo, que también se producen en caso de aumento o pérdida de peso extremos. El aceite de coco actúa contra las estrías de forma similar a como lo hace con la celulitis. Aplicado con regularidad, el aceite de coco le brinda elasticidad a la piel, previniendo las desagradables estrías. Por ejemplo, aplica aceite de coco en la piel cuando se produzcan cambios de peso o durante el embarazo. El aceite de coco también mejora las estrías del embarazo ya existentes.

Dentro de este punto, también queremos indicar que es un  excelente aftershave. Las sustancias tranquilizantes y antiinflamatorias del aceite de coco suavizan y relajan la piel evitando irritaciones y el enrojecimiento.

Aceite de coco para dientes sanos

Las investigaciones han demostrado que él ácido caprílico y el ácido láurico (componentes principales contenidos en el aceite de coco) pueden reducir considerablemente el riesgo de caries. La razón es su excelente efecto antibacteriano y antiséptico.

Además, científicos han demostrado que el aceite de coco posee un efecto antiinflamatorio extremadamente elevado. Por lo tanto, previene también de problemas con las encías de manera cuidadosa y, sobre todo, natural.

Por otro lado, desde hace miles de años, la medicina ayurvédica recomienda “enjuagues con aceite” con aceite de coco puro para tener unos dientes blancos y unas encías sanas. Para ello, introduce una cucharada de aceite de coco en la boca, distribúyela en forma de enjuague por los dientes durante unos minutos y, a continuación, escúpela. El aceite une los gérmenes y sustancias nocivas y, además, proporciona un blanco brillante a los dientes.

Si no te atreves con el enjuague con aceite, puedes introducir de vez en cuando el cepillo de dientes en aceite de coco y cepillarte los dientes con un poco de aceite. A continuación, enjuágate con agua limpia. ¡Te sorprenderá lo limpios y pulidos que quedan tus dientes!

¡Y muchos más usos le podemos dar a nuestro aceite de coco! ¿Quieres saber más? Pregúntanos y estaremos encantados de atenderte.

Publicado el Deja un comentario

Manteca de karité: ¿por qué nos gusta tanto?

manteca de karite

Si te gusta seguir las últimas tendencias en cuanto a cosmética, habrás leído que la manteca de karité cuenta con multitud de seguidores que encuentran fascinantes beneficios y usos, tanto en la piel como en el cabello.

Como sois muchos los que nos preguntáis sobre como tratar las pieles secas cuando ya se ha probado todo, o casi todo, en cremas, hoy os queremos hablar de este tesoro que podéis encontrar en el mundo de la cosmética: la manteca de karité. Aunque hemos en este tipo de pieles para hacer este post, este producto es eficaz para todo tipo de pieles, incluso para pieles con acné, ya que no obstruye los poros, así que continuad leyendo.

¿Cuál es su origen?

El karité es un árbol que crece en la sabana africana y cuyo nombre significa “árbol de mantequilla”.

Las poblaciones africanas de las sabanas, desde tiempos inmemoriales, cocinan la pulpa y la cáscara del karité, con la que elaboran una especie de mantequilla, que después utilizan como condimento para elaborar sus recetas tradicionales.

En Europa se utiliza principalmente con fines cosméticos debido a su riqueza en vitaminas y otras sustancias nutritivas. 

¿Cómo se consigue la manteca de karité?

La manteca de karité se obtiene del fruto del árbol, unas nueces, que son descascaradas y se dejan secar al sol. Posteriormente pasan por un proceso de prensado en frío, del cual se obtiene una manteca de color marfil, muy rica en nutrientes y vitaminas, ideal para usar en cosmética.

A la hora de comprarla has de tener en cuenta que es un producto 100% natural y puro, que no lleva ningún otro componente, ni aditivos, ni conservantes.

Si apuestas por manteca de karité sin refinar (100% pura), el producto mantendrá todas sus propiedades sin alterar. Es de un color amarillento, que en algunos casos puede ser gris, debido a su alto contenido en vitamina A, vitaminas que al refinarla desaparecen en gran medida. También es muy característico su fuerte olor que no gusta a todo el mundo.

Normalmente en las marcas más comerciales se retira el color y ese olor tan fuerte para darle un aspecto más atractivo. Esto no quiere decir que se pierdan todas sus propiedades pero sí se alteran significativamente. Sin embargo, aún después de haber pasado un proceso de refinación,  se le atribuyen propiedades hidratantes, acondicionadoras, fotoprotectoras y antiinflamatorias muy beneficiosas para la piel.

Propiedades y beneficios de la manteca de karité

Ahora vamos a desarrollar más en profundidad las propiedades de la manteca de karité y sus beneficios usándolo en la piel y el cabello:

  • Potente regenerador celular  que previene el envejecimiento de la piel y del cabello.
  • Es altamente hidratante y ofrece una nutrición profunda de alta duración con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes.
  • Estamos ante un protector solar natural que protege la piel de las radiaciones UVA y UVB. Protege la piel tanto antes como después de la exposición solar y alivia las quemaduras solares.
  • La manteca de karité protege tu piel de las agresiones ambientales, reteniendo la humedad y evitando la deshidratación de la piel lo que aporta flexibilidad y elasticidad.
  • Sus propiedades suavizantes y reestructurantes  otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizantes. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en  manos agrietadas, en pieles con ezcemas y como cicatrizante de heridas.
  • Su acción cicatrizante también se debe a sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que resulte efectiva para tratar pieles con eczemas, con úlceras, escamosas y agrietadas. También alivia las picaduras de insectos.
  • Relaja y refresca la piel, lo que resulta un producto ideal para hacer masajes relajantes.

¿Para qué usarlo?

Aunque podríamos dedicar una entrada entera a esta cuestión, os vamos a enseñar una lista con los usos más eficientes de este producto.

  • Es un excelente antiaging, evita la aparición de arrugas y las previene. Además, si la combinas con aceite de rosa mosqueta, tendrás un excelente contorno de ojos.
  • Es un excelente y eficaz agente curativo para  moratones, cicatrices y quemaduras.
  • Alivia el dolor causado por reumatismo y artritis.
  • Repara la dermis en casos de pieles secas, eczemas, quemaduras solares, post-depilatorio, post-afeitado, etc.
  • La puedes usar como mascarilla capilar ya que aporta al cabello un extra de hidratación,  protección y además volumen, suavidad y brillo. Previene también la rotura de las puntas y se puede aplicar con el cabello seco o mojado.
  • Protege y previene la piel contra inclemencias ambientales, quemaduras solares, etc.
  • Fortalece las uñas, previene roturas y les aporta brillo.
  • Recomendada para prevenir estrías, para eliminarlas y también para las grietas en el pecho ocasionadas por la lactancia. También evita o mejora las rozaduras provocadas por el pañal.

¿Conocíais tantos usos de la manteca de karité? ¿Habéis probado sus beneficios? ¡Os leemos!

Si buscas productos con manteca de karité, pincha aquí.

Publicado el 1 comentario

¿Por qué debes desmaquillarte todas las noches?

desmaquillarte

Si usas maquillaje, en algún momento de tu vida probablemente te hayas ido a dormir sin desmaquillarte, lo importante es que te asegures que este inocente acto no se convierta en un hábito. En este post te explicamos el motivo por el que debes borrar el maquillaje de tu cara todas las noches.

¿Cómo influye no desmaquillarte por las noches?

Nuestra piel está cubierta de poros, y esos poros no sólo permiten que sudemos, sino que también secretan sebo, un lubricante seroso cuya función es mantener nuestra dermis humectada y protegida.

El sebo también ayuda a remover las células muertas de la piel y otros irritantes de los poros. El problema del maquillaje es que tapa los poros, evitando que el sebo pueda realizar su trabajo en cambio el sebo se acumula, lo que puede causar acné.

Por otro lado, recuerda que durante la noche las células se encuentran más activas y tiene lugar la renovación celular. Si no te desmaquillas, estás impidiendo la oxigenación de tu piel.

Además, sin desmaquillarte los contaminantes ambientales y el maquillaje que se acumulan durante el día se filtran en tus poros, rompiendo la elastina y el colágeno de tu piel. Esto puede acelerar el proceso de envejecimiento y derivar en arrugas.

Así que si quieres evitar despertarte con espinillas y con líneas de expresión antes de tiempo recuerda desmaquillarte cada noche antes de dormir. Y no olvides quitarte también el maquillaje de ojos, ya que dejártelo puede provocar irritación, reacciones alérgicas e incluso infecciones.

Nuestra recomendación para obtener una piel en perfectas condiciones es comenzar lavando minuciosamente las manos para poder a aplicar una leche limpiadora -en el caso de preferir un gel limpiador, es mejor que no contenga jabón para evitar que se reseque la piel-. Después enjuagar con agua tibia y secar con toallas o muselinas faciales con pequeños golpes (no frotando). Tras esto, debes aplicar un tónico para dar equilibrio al pH de la piel. Ahora debes extender con delicadeza y en cantidades medidas el sérum para acabar con unos toques de contorno de ojos y crema de noche. Lo ideal, justo antes de ir a dormir es aplicar agua micelar para retirar el sobrante de crema y dejar que la piel respire.

Publicado el 1 comentario

¿Qué pueden hacer los hidrolatos por nuestra piel?

Los hidrolatos, también conocidos como “aguas florales”, son tan efectivos como sus aceites esenciales correspondientes pero cuentan con diferente potencia e intensidad.

¿Qué son los hidrolatos o aguas florales? 

Los hidrolatos se obtienen a partir de la destilación al vapor de la plantas. Cuando se destilan las hojas o flores de las plantas para obtener su aceite esencial, el agua condensada que se produce de esta destilación da lugar a los hidrolatos.

Hace tiempo, los hidrolatos eran simplemente productos de desecho de la producción de aceites esenciales. Sin embargo, hoy en día se sabe que poseen propiedades similares a las de los aceites esenciales y por eso se han convertido en los grandes aliados de las rutinas de belleza.

También podemos encontrar en el mercado, productos que se venden como hidrolatos o aguas florales, y cuando leemos el etiquetado, están formulados a base de agua a la que se le ha añadido fragancias y conservantes. Aunque se comercialicen con ese nombre, no son los verdaderos hidrolatos, y tampoco tienen sus propiedades.

¿Qué diferencia existe entre un aceite esencial y un hidrolato? 

Ya que se extraen directamente de la misma planta, tanto el aceite esencial como el hidrolato, van a compartir las mismas propiedades pero con diferente potencia e intensidad.

Como ya sabemos, un aceite esencial es una sustancia sumamente concentrada. Dada su potencia, se recomienda su uso diluido. De lo contrario los aceites esenciales pueden ser irritantes y perjudiciales.

Por el contrario los hidrolatos pueden aplicarse directamente sobre la piel. Por eso son tan útiles en las rutinas de belleza diarias.

Usos 

Entre sus usos destacamos el de tónico facial por ser el más extendido pero también funciona como bruma corporal, fijador de maquillaje, ayuda a calmar la piel irritada, rebaja la hinchazón de los ojos y las ojeras, etc.

¿Cuál es el agua floral que más va con mi piel?

Dependiendo de vuestro tipo de piel, debéis usar determinados hidrolatos. Aquí os mostramos una pequeña orientación sobre el hidrolato que debéis escoger.

  • Pieles sensibles e irritadas: Manzanilla, Neroli, Aciano, Lavanda.
  • Para pieles secas o maduras: Incienso, Rosa, Neroli.
  • Pieles mixtas o grasas: Rosa, Hamamelis, Romero, Incienso.
  • Pieles de bebés y niños: Manzanilla, lavanda, Hamamelis, Aciano.
Publicado el Deja un comentario

¿Cómo afecta el frío a mi piel?

piel frio

El otoño comienza a hacerse fuerte y poco a poco nos enfrentamos a bajadas de temperaturas que hacen que se pongan de manifiesto problemas cutáneos como las rojeces, más común en personas de piel sensible. Aunque en sus inicios no reviste más problemas que los puramente estéticos, los dermatólogos opinan que desde los primeros síntomas deben tomarse las medidas oportunas, porque  en torno a los 35 o 40 años puede derivar en rosácea.

¿Cuáles son los efectos del frío en nuestra piel?

Los vasos sanguíneos bajo la piel se contraen en ambientes fríos para mantener el calor en el interior. La circulación sanguínea en la piel se reduce y, por tanto, ésta recibe menos oxígeno y nutrientes. La epidermis está prácticamente indefensa ante el frío, el viento, la sequedad, los rayos UV y los contaminantes a los que se expone. También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impiden que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejándola seca y sensible.

¿Cómo puedo prevenir estos efectos? 

Cabe destacar que las pieles más secas, finas y claras suelen ser más propensas al enrojecimiento cutáneo ya que tienen menos glándulas sebáceas y, por lo tanto, la barrera protectora de la piel debilitada. Al ser más finas, visualmente se percibe la microcirculación más a la superficie de la piel.

Utilizando productos como serums y cremas hidratantes específicas contra las rojeces, podemos proteger y reforzar los capilares de la piel para prevenir su aparición.  Necesitamos productos que trabajen a nivel de la microcirculación luchando contra las rojeces y aportando colágeno a las paredes de los capilares para reforzarlos y evitar su permeabilidad, por eso, los extractos de espino, extracto de mica verde o el extracto de peonía pueden ser buenos aliados.

Además, se recomienda hidratar la piel a diario y varias veces al día la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…).

Por último, los dermatólogos recomiendan evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.