Publicado el Deja un comentario

Manteca de karité: ¿por qué nos gusta tanto?

manteca de karite

Si te gusta seguir las últimas tendencias en cuanto a cosmética, habrás leído que la manteca de karité cuenta con multitud de seguidores que encuentran fascinantes beneficios y usos, tanto en la piel como en el cabello.

Como sois muchos los que nos preguntáis sobre como tratar las pieles secas cuando ya se ha probado todo, o casi todo, en cremas, hoy os queremos hablar de este tesoro que podéis encontrar en el mundo de la cosmética: la manteca de karité. Aunque hemos en este tipo de pieles para hacer este post, este producto es eficaz para todo tipo de pieles, incluso para pieles con acné, ya que no obstruye los poros, así que continuad leyendo.

¿Cuál es su origen?

El karité es un árbol que crece en la sabana africana y cuyo nombre significa “árbol de mantequilla”.

Las poblaciones africanas de las sabanas, desde tiempos inmemoriales, cocinan la pulpa y la cáscara del karité, con la que elaboran una especie de mantequilla, que después utilizan como condimento para elaborar sus recetas tradicionales.

En Europa se utiliza principalmente con fines cosméticos debido a su riqueza en vitaminas y otras sustancias nutritivas. 

¿Cómo se consigue la manteca de karité?

La manteca de karité se obtiene del fruto del árbol, unas nueces, que son descascaradas y se dejan secar al sol. Posteriormente pasan por un proceso de prensado en frío, del cual se obtiene una manteca de color marfil, muy rica en nutrientes y vitaminas, ideal para usar en cosmética.

A la hora de comprarla has de tener en cuenta que es un producto 100% natural y puro, que no lleva ningún otro componente, ni aditivos, ni conservantes.

Si apuestas por manteca de karité sin refinar (100% pura), el producto mantendrá todas sus propiedades sin alterar. Es de un color amarillento, que en algunos casos puede ser gris, debido a su alto contenido en vitamina A, vitaminas que al refinarla desaparecen en gran medida. También es muy característico su fuerte olor que no gusta a todo el mundo.

Normalmente en las marcas más comerciales se retira el color y ese olor tan fuerte para darle un aspecto más atractivo. Esto no quiere decir que se pierdan todas sus propiedades pero sí se alteran significativamente. Sin embargo, aún después de haber pasado un proceso de refinación,  se le atribuyen propiedades hidratantes, acondicionadoras, fotoprotectoras y antiinflamatorias muy beneficiosas para la piel.

Propiedades y beneficios de la manteca de karité

Ahora vamos a desarrollar más en profundidad las propiedades de la manteca de karité y sus beneficios usándolo en la piel y el cabello:

  • Potente regenerador celular  que previene el envejecimiento de la piel y del cabello.
  • Es altamente hidratante y ofrece una nutrición profunda de alta duración con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes.
  • Estamos ante un protector solar natural que protege la piel de las radiaciones UVA y UVB. Protege la piel tanto antes como después de la exposición solar y alivia las quemaduras solares.
  • La manteca de karité protege tu piel de las agresiones ambientales, reteniendo la humedad y evitando la deshidratación de la piel lo que aporta flexibilidad y elasticidad.
  • Sus propiedades suavizantes y reestructurantes  otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizantes. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en  manos agrietadas, en pieles con ezcemas y como cicatrizante de heridas.
  • Su acción cicatrizante también se debe a sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que resulte efectiva para tratar pieles con eczemas, con úlceras, escamosas y agrietadas. También alivia las picaduras de insectos.
  • Relaja y refresca la piel, lo que resulta un producto ideal para hacer masajes relajantes.

¿Para qué usarlo?

Aunque podríamos dedicar una entrada entera a esta cuestión, os vamos a enseñar una lista con los usos más eficientes de este producto.

  • Es un excelente antiaging, evita la aparición de arrugas y las previene. Además, si la combinas con aceite de rosa mosqueta, tendrás un excelente contorno de ojos.
  • Es un excelente y eficaz agente curativo para  moratones, cicatrices y quemaduras.
  • Alivia el dolor causado por reumatismo y artritis.
  • Repara la dermis en casos de pieles secas, eczemas, quemaduras solares, post-depilatorio, post-afeitado, etc.
  • La puedes usar como mascarilla capilar ya que aporta al cabello un extra de hidratación,  protección y además volumen, suavidad y brillo. Previene también la rotura de las puntas y se puede aplicar con el cabello seco o mojado.
  • Protege y previene la piel contra inclemencias ambientales, quemaduras solares, etc.
  • Fortalece las uñas, previene roturas y les aporta brillo.
  • Recomendada para prevenir estrías, para eliminarlas y también para las grietas en el pecho ocasionadas por la lactancia. También evita o mejora las rozaduras provocadas por el pañal.

¿Conocíais tantos usos de la manteca de karité? ¿Habéis probado sus beneficios? ¡Os leemos!

Si buscas productos con manteca de karité, pincha aquí.

Publicado el 1 comentario

¿Por qué debes desmaquillarte todas las noches?

desmaquillarte

Si usas maquillaje, en algún momento de tu vida probablemente te hayas ido a dormir sin desmaquillarte, lo importante es que te asegures que este inocente acto no se convierta en un hábito. En este post te explicamos el motivo por el que debes borrar el maquillaje de tu cara todas las noches.

¿Cómo influye no desmaquillarte por las noches?

Nuestra piel está cubierta de poros, y esos poros no sólo permiten que sudemos, sino que también secretan sebo, un lubricante seroso cuya función es mantener nuestra dermis humectada y protegida.

El sebo también ayuda a remover las células muertas de la piel y otros irritantes de los poros. El problema del maquillaje es que tapa los poros, evitando que el sebo pueda realizar su trabajo en cambio el sebo se acumula, lo que puede causar acné.

Por otro lado, recuerda que durante la noche las células se encuentran más activas y tiene lugar la renovación celular. Si no te desmaquillas, estás impidiendo la oxigenación de tu piel.

Además, sin desmaquillarte los contaminantes ambientales y el maquillaje que se acumulan durante el día se filtran en tus poros, rompiendo la elastina y el colágeno de tu piel. Esto puede acelerar el proceso de envejecimiento y derivar en arrugas.

Así que si quieres evitar despertarte con espinillas y con líneas de expresión antes de tiempo recuerda desmaquillarte cada noche antes de dormir. Y no olvides quitarte también el maquillaje de ojos, ya que dejártelo puede provocar irritación, reacciones alérgicas e incluso infecciones.

Nuestra recomendación para obtener una piel en perfectas condiciones es comenzar lavando minuciosamente las manos para poder a aplicar una leche limpiadora -en el caso de preferir un gel limpiador, es mejor que no contenga jabón para evitar que se reseque la piel-. Después enjuagar con agua tibia y secar con toallas o muselinas faciales con pequeños golpes (no frotando). Tras esto, debes aplicar un tónico para dar equilibrio al pH de la piel. Ahora debes extender con delicadeza y en cantidades medidas el sérum para acabar con unos toques de contorno de ojos y crema de noche. Lo ideal, justo antes de ir a dormir es aplicar agua micelar para retirar el sobrante de crema y dejar que la piel respire.

Publicado el Deja un comentario

¿Qué pueden hacer los hidrolatos por nuestra piel?

Los hidrolatos, también conocidos como “aguas florales”, son tan efectivos como sus aceites esenciales correspondientes pero cuentan con diferente potencia e intensidad.

¿Qué son los hidrolatos o aguas florales? 

Los hidrolatos se obtienen a partir de la destilación al vapor de la plantas. Cuando se destilan las hojas o flores de las plantas para obtener su aceite esencial, el agua condensada que se produce de esta destilación da lugar a los hidrolatos.

Hace tiempo, los hidrolatos eran simplemente productos de desecho de la producción de aceites esenciales. Sin embargo, hoy en día se sabe que poseen propiedades similares a las de los aceites esenciales y por eso se han convertido en los grandes aliados de las rutinas de belleza.

También podemos encontrar en el mercado, productos que se venden como hidrolatos o aguas florales, y cuando leemos el etiquetado, están formulados a base de agua a la que se le ha añadido fragancias y conservantes. Aunque se comercialicen con ese nombre, no son los verdaderos hidrolatos, y tampoco tienen sus propiedades.

¿Qué diferencia existe entre un aceite esencial y un hidrolato? 

Ya que se extraen directamente de la misma planta, tanto el aceite esencial como el hidrolato, van a compartir las mismas propiedades pero con diferente potencia e intensidad.

Como ya sabemos, un aceite esencial es una sustancia sumamente concentrada. Dada su potencia, se recomienda su uso diluido. De lo contrario los aceites esenciales pueden ser irritantes y perjudiciales.

Por el contrario los hidrolatos pueden aplicarse directamente sobre la piel. Por eso son tan útiles en las rutinas de belleza diarias.

Usos 

Entre sus usos destacamos el de tónico facial por ser el más extendido pero también funciona como bruma corporal, fijador de maquillaje, ayuda a calmar la piel irritada, rebaja la hinchazón de los ojos y las ojeras, etc.

¿Cuál es el agua floral que más va con mi piel?

Dependiendo de vuestro tipo de piel, debéis usar determinados hidrolatos. Aquí os mostramos una pequeña orientación sobre el hidrolato que debéis escoger.

  • Pieles sensibles e irritadas: Manzanilla, Neroli, Aciano, Lavanda.
  • Para pieles secas o maduras: Incienso, Rosa, Neroli.
  • Pieles mixtas o grasas: Rosa, Hamamelis, Romero, Incienso.
  • Pieles de bebés y niños: Manzanilla, lavanda, Hamamelis, Aciano.
Publicado el Deja un comentario

¿Cómo afecta el frío a mi piel?

piel frio

El otoño comienza a hacerse fuerte y poco a poco nos enfrentamos a bajadas de temperaturas que hacen que se pongan de manifiesto problemas cutáneos como las rojeces, más común en personas de piel sensible. Aunque en sus inicios no reviste más problemas que los puramente estéticos, los dermatólogos opinan que desde los primeros síntomas deben tomarse las medidas oportunas, porque  en torno a los 35 o 40 años puede derivar en rosácea.

¿Cuáles son los efectos del frío en nuestra piel?

Los vasos sanguíneos bajo la piel se contraen en ambientes fríos para mantener el calor en el interior. La circulación sanguínea en la piel se reduce y, por tanto, ésta recibe menos oxígeno y nutrientes. La epidermis está prácticamente indefensa ante el frío, el viento, la sequedad, los rayos UV y los contaminantes a los que se expone. También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impiden que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejándola seca y sensible.

¿Cómo puedo prevenir estos efectos? 

Cabe destacar que las pieles más secas, finas y claras suelen ser más propensas al enrojecimiento cutáneo ya que tienen menos glándulas sebáceas y, por lo tanto, la barrera protectora de la piel debilitada. Al ser más finas, visualmente se percibe la microcirculación más a la superficie de la piel.

Utilizando productos como serums y cremas hidratantes específicas contra las rojeces, podemos proteger y reforzar los capilares de la piel para prevenir su aparición.  Necesitamos productos que trabajen a nivel de la microcirculación luchando contra las rojeces y aportando colágeno a las paredes de los capilares para reforzarlos y evitar su permeabilidad, por eso, los extractos de espino, extracto de mica verde o el extracto de peonía pueden ser buenos aliados.

Además, se recomienda hidratar la piel a diario y varias veces al día la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…).

Por último, los dermatólogos recomiendan evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.

Publicado el Deja un comentario

Piel perfecta con el ritual de belleza SAHO

piel perfecta

La mujeres japonesas poseen una piel perfecta ,uniforme y sin manchas que parece porcelana.

No sólo las Geishas son un símbolo de la belleza japonesa, el culto a la estética es tan alto que lleva a casi todas las mujeres a dedicar buena parte de su dinero y de su tiempo a su cuidado.

La clave de lucir una piel perfecta  como las japonesas está en tres factores: la alimentación, no exponerse al sol y el protocolo de belleza SAHO.

La alimentación de la japonesas es baja en grasas y rica en proteínas y Omega 3. No olvidemos que somos lo que comemos. En occidente actuamos sobre los problemas en concreto: flacidez, arrugas, celulitis, etc… en Japón por el contrario intentan hacer una piel sana, y lo consiguen con cuidados y sobre todo con una alimentación equilibrada y evitando procesados.

El Té verde es fundamental para los japoneses, lo beben constantemente y los usan también en comidas. Es un potente antioxidante y eso se nota en la piel. Por otro lado, el colágeno es otro de los imprescindibles en su dieta, pues ayuda a mantener a los tejidos firmes y fuertes. Con los años se pierde más colágeno del que se produce, por eso  no dudan en tomar complementos de colágeno a diario para combatir ese momento.

Otro ideal de belleza japonés es la búsqueda de un cutis blanquísimo. ¿Sabías que los japoneses tienen mucha más melanina que los occidentales y, por tanto, se broncean antes? Por eso la protección solar es fundamental en su rutina de belleza, la utilizan a diario y durante todo el año. Además utilizan sombrillas, paraguas, gorros o guantes para evitar al máximo la radiación solar, el mayor responsable del envejecimiento de la piel.

Por último, os queremos hablar del ancestral ritual de belleza SAHO está inspirado en los principios clásicos de la estética japonesa de la simplicidad (kanso), la belleza sutil (shibui), y la calma activa (seijaku). Siguiendo los preceptos de esta tradición japonesa mantendrás una piel sana desde el interior hacia afuera.

Inspirado en la ceremonia del té, en la que para preparar una taza perfecta hay que seguir una serie de cuidadosos pasos, el ritual SAHO consiste en una rutina simple pero eficaz para mantener una piel impecable a cualquier edad.

El SAHO es un ritual en el que hay que seguir 3 pasos: doble limpieza, doble hidratación y doble aplicación.

  • Doble limpieza

Existen dos tipos de impurezas las oleosas y las acuosas. Por eso se utilizan dos tipos de limpiadores, el que retira las partículas grasas de maquillaje, la grasa y el sudor que nuestra piel genera.

Para la primera parte de la limpieza se utilizan leches o aceites.Se empieza con el desmaquillado de la zona ocular para continuar por el rostro, realizando un ligero masaje con círculos ascendentes y retiraremos con la ayuda de una toalla o esponjas humedecidas en agua caliente.

Después, se realiza la segunda fase de la limpieza para retirar las impurezas acuosas y se hace con geles, espumas o jabones y aclarando con agua.

Por la mañana nos bastará con la segunda fase de la limpieza (limpiadores de base acuosa).

rutina-belleza-coreana

  • Doble hidratación

Tras la doble limpieza, aplican un tónico o una toalla húmeda y caliente en la cara (oshibori) para así conseguir abrir el poro y que la piel este receptiva para el siguiente producto.

Primero aplican una crema ligera parecido a un serúm y cuando se haya absorbido, se aplica la crema de tratamiento.

  • Doble aplicación

Consiste en aplicar las cremas y serums de una forma concreta.

El primer paso consiste en calentar el producto en la manos y luego aplicarlo mediante masajes circulares.

El segundo paso de la aplicación es calentar las manos frotándolas e imponerlas sobre la cara con pequeñas presiones para que así penetre mejor el producto aplicado y garantizar su completa absorción.

¿Quieres seguir el ritual de belleza SAHO? En nuestra web podrás encontrar un montón de productos para conseguir la mejor versión de tu piel.