Publicado el

Los beneficios de la aromaterapia

La aromaterapia tiene como objetivo mejorar la salud y el bienestar de las personas mediante el uso de aceites naturales o esenciales que se extraen de las plantas, las flores, las hierbas o los árboles. Por ello, podemos decir que estamos ante el ayudante perfecto de la medicina moderna y renunciar a ella significaría renunciar a tratar, de forma natural, algunas dolencias físicas o enfermedades, así como a levantar el estado de ánimo o equilibrar nuestras emociones.

Muchos pensaréis que estamos ante una disciplina actual pero es más bien todo lo contrario. Si bien la aromaterapia “se ha puesto de moda” en Occidente desde hace poco tiempo, en Oriente ya se utilizaba en el año 4500 a.C . Se dice que los antiguos egipcios usaban aceites esenciales  con fines terapéuticos y para embalsamar los cadáveres. En Grecia, médicos como Galeno o Hipócrates ya aprovechaban las ventajas de las hierbas aromáticas para tratar a sus pacientes. En la Edad Media en Europa se utilizaban para combatir enfermedades, y en el Renacimiento es sabido que la reina Isabel I (de Inglaterra) apoyaba su uso.

A diferencia de las plantas utilizadas en herbolaria, los aceites esenciales no se ingieren, sino que se inhalan o se aplican en la piel. A continuación, te contamos las diferentes formas de uso de los aceites que propone la aromaterapia:

  • Mediante inhalación: es el método básico, puede ser directa o no (mezclando con agua, por ejemplo). También pueden emplearse difusores o vapor. Se usa para problemas en el aparato respiratorio o algunas condiciones en la piel.
  • Por masaje: se diluyen en alguna loción o agua y se realiza el masaje de forma enérgica o suave, según la dolencia. Resulta ideal para tratar contracturas.
  • Como baños aromáticos: se llena la tina de agua caliente y se echan algunas gotas de aceites. Luego se alterna con agua tibia. Para la circulación y la relajación.
  • Como cataplasmas (calientes o frías): para afecciones concretas en la piel o problemas musculares.

¿Cuáles son los aceites que más nos pueden ayudar en nuestra salud? Esta es una pequeña lista, hay muchos más.

  •  El aceite de almendras será uno de nuestros grandes aliados si lo que pretendemos es reducir el dolor. Cuando nuestro sistema nervioso percibe el olor de este fruto, comienza a segregar serotonina y es cuestión de tiempo que empecemos a sentir alivio.Además es ideal para hidratar las pieles secas y sensibles.
  • El aceite esencial de geranio nos ayudarán a reducir sobre todo los dolores menstruales. A su vez, esta flor nos ayudará a reducir la ansiedad, la depresión y la angustia. 
  • El aroma del jazmín es capaz de reducir el estrés y las dificultades para dormir. También se usa mucho para reducir los niveles de ansiedad y mejorar el estado de ánimo.
  • La esencia de lavanda es muy eficaz para reducir los niveles de ansiedad, el dolor de cabeza y los problemas musculares asociados con el estrés. Además, gracias a las propiedades curativas de esta planta, conseguiremos con su aceite calmar la piel más irritada y reducir las cicatrices.
  • El delicado y suave olor de las rosas, nos ayudará no sólo a conciliar el sueño, sino además, a combatir el cansancio en nuestro día a día y aliviar la depresión.
  • El aceite de jengibre ayuda a mejorar la circulación, prevenir los mareos y calmar algunos síntomas de la gripe y el resfriado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *