Publicado el Deja un comentario

Manteca de karité: ¿por qué nos gusta tanto?

manteca de karite

Si te gusta seguir las últimas tendencias en cuanto a cosmética, habrás leído que la manteca de karité cuenta con multitud de seguidores que encuentran fascinantes beneficios y usos, tanto en la piel como en el cabello.

Como sois muchos los que nos preguntáis sobre como tratar las pieles secas cuando ya se ha probado todo, o casi todo, en cremas, hoy os queremos hablar de este tesoro que podéis encontrar en el mundo de la cosmética: la manteca de karité. Aunque hemos en este tipo de pieles para hacer este post, este producto es eficaz para todo tipo de pieles, incluso para pieles con acné, ya que no obstruye los poros, así que continuad leyendo.

¿Cuál es su origen?

El karité es un árbol que crece en la sabana africana y cuyo nombre significa “árbol de mantequilla”.

Las poblaciones africanas de las sabanas, desde tiempos inmemoriales, cocinan la pulpa y la cáscara del karité, con la que elaboran una especie de mantequilla, que después utilizan como condimento para elaborar sus recetas tradicionales.

En Europa se utiliza principalmente con fines cosméticos debido a su riqueza en vitaminas y otras sustancias nutritivas. 

¿Cómo se consigue la manteca de karité?

La manteca de karité se obtiene del fruto del árbol, unas nueces, que son descascaradas y se dejan secar al sol. Posteriormente pasan por un proceso de prensado en frío, del cual se obtiene una manteca de color marfil, muy rica en nutrientes y vitaminas, ideal para usar en cosmética.

A la hora de comprarla has de tener en cuenta que es un producto 100% natural y puro, que no lleva ningún otro componente, ni aditivos, ni conservantes.

Si apuestas por manteca de karité sin refinar (100% pura), el producto mantendrá todas sus propiedades sin alterar. Es de un color amarillento, que en algunos casos puede ser gris, debido a su alto contenido en vitamina A, vitaminas que al refinarla desaparecen en gran medida. También es muy característico su fuerte olor que no gusta a todo el mundo.

Normalmente en las marcas más comerciales se retira el color y ese olor tan fuerte para darle un aspecto más atractivo. Esto no quiere decir que se pierdan todas sus propiedades pero sí se alteran significativamente. Sin embargo, aún después de haber pasado un proceso de refinación,  se le atribuyen propiedades hidratantes, acondicionadoras, fotoprotectoras y antiinflamatorias muy beneficiosas para la piel.

Propiedades y beneficios de la manteca de karité

Ahora vamos a desarrollar más en profundidad las propiedades de la manteca de karité y sus beneficios usándolo en la piel y el cabello:

  • Potente regenerador celular  que previene el envejecimiento de la piel y del cabello.
  • Es altamente hidratante y ofrece una nutrición profunda de alta duración con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes.
  • Estamos ante un protector solar natural que protege la piel de las radiaciones UVA y UVB. Protege la piel tanto antes como después de la exposición solar y alivia las quemaduras solares.
  • La manteca de karité protege tu piel de las agresiones ambientales, reteniendo la humedad y evitando la deshidratación de la piel lo que aporta flexibilidad y elasticidad.
  • Sus propiedades suavizantes y reestructurantes  otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizantes. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en  manos agrietadas, en pieles con ezcemas y como cicatrizante de heridas.
  • Su acción cicatrizante también se debe a sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que resulte efectiva para tratar pieles con eczemas, con úlceras, escamosas y agrietadas. También alivia las picaduras de insectos.
  • Relaja y refresca la piel, lo que resulta un producto ideal para hacer masajes relajantes.

¿Para qué usarlo?

Aunque podríamos dedicar una entrada entera a esta cuestión, os vamos a enseñar una lista con los usos más eficientes de este producto.

  • Es un excelente antiaging, evita la aparición de arrugas y las previene. Además, si la combinas con aceite de rosa mosqueta, tendrás un excelente contorno de ojos.
  • Es un excelente y eficaz agente curativo para  moratones, cicatrices y quemaduras.
  • Alivia el dolor causado por reumatismo y artritis.
  • Repara la dermis en casos de pieles secas, eczemas, quemaduras solares, post-depilatorio, post-afeitado, etc.
  • La puedes usar como mascarilla capilar ya que aporta al cabello un extra de hidratación,  protección y además volumen, suavidad y brillo. Previene también la rotura de las puntas y se puede aplicar con el cabello seco o mojado.
  • Protege y previene la piel contra inclemencias ambientales, quemaduras solares, etc.
  • Fortalece las uñas, previene roturas y les aporta brillo.
  • Recomendada para prevenir estrías, para eliminarlas y también para las grietas en el pecho ocasionadas por la lactancia. También evita o mejora las rozaduras provocadas por el pañal.

¿Conocíais tantos usos de la manteca de karité? ¿Habéis probado sus beneficios? ¡Os leemos!

Si buscas productos con manteca de karité, pincha aquí.

Deja una respuesta